EL RELEVO DE LA ÉLITE POLÍTICA EUROPEA: EL DELICADO JUEGO DE EQUILIBRIOS


01 fasfi.org


Fuente: fasfi-org

Las elecciones europeas de mayo pasado traen consigo la renovación de los principales cargos políticos de la Unión Europea (UE). Están en juego la presidencia de la Comisión Europea, Consejo Europeo, Eurocámara y el Alto Representante en materia de Política Exterior y de Política de Seguridad.

A partir de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa se traza la nueva forma de elegir el puesto que hoy sustenta José Manuel Barroso. Por primera vez, la cúpula del poder tendrá que esperar los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo para designar al presidente de la rama ejecutiva de la Unión. El duelo de candidatos se hizo visible bajo dos insiders de la política comunitaria: el luxemburgués Jean-Claude Juncker del Partido Popular Europeo (PPE) y el alemán Martin Schulz de la Alianza Progresista de los Demócratas y Socialistas (S&D).

02 kibaaro.com


Fuente: kibaaro.com

Precisamente en este batalla resultó ganador Jean-Claude Junker, el relevo de José Manuel Barroso que debía estar atado al resultado electoral, pues su partido político fue el más votado en los comicios. Hasta hace unos meses, esta premisa no estaba del todo clara, no había garantías de que Jean-Claude Juncker obtuviera el puesto ante los vacíos imperantes de la legislación que sobre todo invitaba a generar interpretaciones antagónicas. No pasemos por alto que hasta antes de estas elecciones, la designación del Presidente de la Comisión Europea recaída en manos del Consejo Europeo, el órgano que representa el interés de los Primeros Ministros y Jefes de Estado de los 28 países miembros y la Eurocámara se limitaba a aprobar o rechazar.

03 previous.presstv.ir


Fuente: previous.presstv.ir

Sin embargo, estas elecciones marcarían un antes y un después. Ahora el Consejo Europeo no puede designar al presidente de la Comisión Europea a puerta cerrada, sino está obligado a tomar en cuenta los resultados electorales. Esta novedad le resta cuotas de poder al Consejo Europeo, hasta ahora el órgano menos transparente de la Unión.

Con la designación del Presidente de la Comisión se desmadejará el juego fino de equilibrios para nominar otros cargos clave del liderazgo europeo. La formula de estos puestos tendrá que contar con la bendición del Consejo Europeo, con la anuencia del Parlamento y tomar en cuenta el balance entre los países del Norte y Sur -países acreedores y deudores- estados grandes y pequeños, criterios de equidad de género, así como representar la voz de los estados de Europa Oriental, precisamente este último mensaje se torna crucial para la política de ampliación que este año cumple el X aniversario de aquella ronda del 2004, el resonador clave para la Ucrania dividida, el conflicto que detalla la rivalidad entre Bruselas y Moscú por los espacios post-soviéticos.

El reparto de cargos se hace con viejas caras, una prueba de la somnolencia de los liderazgos en el viejo continente. Jean-Claude Juncker es un viejo lobo de mar, fungió 18 años como Primer Ministro de Luxemburgo y ocho años como presidente del Eurogrupo. Por su trayecto han pasado momentos clave como el nacimiento del euro, la ampliación de la UE y la crisis financiera del 2008. Por otro lado, Martin Schulz, sigue jugando en este elenco de adjudicaciones -pese a que su partido se haya colocado en la segunda fuerza en la Eurocámara- presenta sus mayores credenciales en el ámbito político y parlamentario, sin embargo carga con la desventaja de no haber sido primer ministro en este juego de tallas.

Y por último la UE se enfila hacia la creación de una presidencia permanente del Eurogrupo, la necesidad de designar a un líder de tiempo completo que no detente las dos cachuchas de ser ministro de finanzas de su país al tiempo de encabezar el Eurogrupo que hoy lo integran 18 países (reciente ingreso de Letonia). Se busca un relevo para el holandés Jeroen Dijsselbloem, quien accedió al cargo sin el voto de España pero que expira su mandato hasta julio del 2015. Al parecer el español, Luis de Guindos está teniendo problemas para colocarse en la primera escena.

06 estatico.vozpopuli.com


Fuente: estatico_vozpopuli.com

Otro momento clave será la despedida de la británica Catherine Ashton y el nuevo nombramiento del Alto Representante de la UE en materia de Política Exterior y Política de Seguridad, justamente cuando Europa pierde peso y talla en el escenario internacional. Se requiere de un liderazgo determinante en un momento de definiciones: se encuentra abierto el proceso de negociaciones del Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión con EE.UU., la nueva ronda de pláticas con Irán con respecto a su controvertido programa nuclear y la crisis política en Ucrania que puede extenderse a otros países de Euroasia. No olvidemos la declaración de Valdimir Putin que tan cargada de nostalgia evoca la humillación de la Madre Rusia al haber perdido la Guerra Fría y visto desintegrado su territorio en quince repúblicas independientes “la mayor catástrofe del siglo XX fue la disolución de la ex URSS”.

07 haaretz.com


Fuente: haaretz.com

Rina Mussali en twitter

Rina Mussali en facebook

El Blog de Rina Mussali

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s