ELECCIONES EN VENEZUELA: LA BATALLA POR EL PALACIO DE MIRAFLORES

Alrededor de 19 millones de venezolanos están llamados a las urnas el próximo 7 de octubre para elegir al presidente que gobernará del 2013 al 2019, la posibilidad de que Hugo Chávez se reelija una vez más y pueda extender su mandato a casi 20 años de gobierno, siempre y cuando su estado de salud se lo permita. La enfermedad del presidente todopoderoso que ha impregnado el juego electoral y que ha levantado una secrecía de estado ante la falta de información sobre su verdadera condición de salud. Rumores, dudas y suposiciones se mueven alrededor del espacio público con tal de evitar el despertar de una desbandada entre la élite dirigente y motivar una lucha sin cuartel. ¿Será factible una Venezuela sin Chávez? ¿De ganar las elecciones terminará su mandato? ¿Realmente la gente estará votando por Chávez o por alguien más?

FUENTE: RNW

La batalla por el Palacio de Miraflores encarnada en la mancuerna Chávez-Capriles se disputa en una total asimetría, mientras que el primero concentra todos los hilos del poder, cuenta con el apoyo del ejército, concentra los medios de comunicación y tiene en sus manos al erario púbico se va desdoblando una oposición que estuvo muy dividida durante la primera década chavista pero que conquistó nuevos espacios de poder e influencia en las elecciones legislativas del 26 de septiembre del 2010, una oposición que logró enarbolar su causa a través de la figura conciliadora de Henrique Capriles, quien sustenta una propuesta de centro-izquierda inspirada en el modelo brasileño de Lula da Silva. Una contienda reñida que se jalonea entre dos modelos distintos y antagónicos, que posiblemente le pudieran dar a Hugo Chávez otro respiro para continuar con su proyecto político, no darle la vuelta atrás y sobre todo hacerlo impermeable.

Hugo Chávez es una figura que despierta polémica adentro y afuera. La simpatía, atracción y admiración de sus partidarios se conjuga con la denuncia, irritación y frustración de sus opositores y detractores. La amalgama de su fuerza deviene del predominio militar sobre el componente civil, el sobredimensionamiento del Estado en detrimento de las fuerzas del mercado, así como la bonanza petrolera que le han permitido crear y expandir sus “misiones bolivarianas”, el corazón de su política social que ha logrado cohesionar su caudal de poder. No obstante, sus críticos han resaltado la “revolución vacía de Chávez” que se confronta con la democracia, el estado de derecho, la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos.

FUENTE: Nación.

Los atributos de Hugo Chávez se han enfrentado con los límites de su poder. La  comunicación directa que utiliza con los pobres, su carisma popular y su liderazgo mesiánico no han logrado superar el aumento de la inseguridad, desempleo, corrupción y desabastecimiento de alimentos. Según la oposición, Venezuela está entre los diez países más violentos del mundo, habiendo registrado casi 20,000 homicidios durante el año 2011, aunado a ello destacan otros datos de Transparencia Internacional que colocan a este país andino como uno de los más corruptos del mundo. A esta situación hay que agregarle el déficit en materia de vivienda, la crisis agropecuaria, el racionamiento eléctrico y de gasolina, así como la carestía de alimentos que se pone al desnudo con la introducción de la “Cédula del Buen Vivir”, una libreta que nos recuerda aquella utilizada por el régimen castrista de Cuba en los años sesenta.

Hugo Chávez ha tenido hasta ahora un aliado incondicional, la bonanza petrolera que ha sido la divisa clave de su poder. Los altos precios del petróleo y la reserva de oro negro más grande del mundo situada en la Faja Petrolífera del Orinoco le han permitido aceitar todo el aparato estatal, minar el poder de la oposición y financiar su proyecto geopolítico más allá de sus fronteras. El petróleo venezolano que ha dejado de ser un mercado reservado para las trasnacionales estadounidenses y que ahora se ofrece a países como China, India y Japón, ha sido la moneda de cambio para seducir a países amigos, financiar sus proyectos prioritarios e incrementar el gasto militar.

FUENTE: Noticias 2012

Las elecciones del 7 de octubre en Venezuela despiertan expectativa en toda América Latina, pero sobre todo mucha inquietud en los países que conforman la Alianza Bolivariana (ALBA), países como Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador que dependen de las relaciones estratégicas y de las sinergias que han tejido con la Venezuela chavista. Como botón de muestra, una posible partida de Chávez del escenario latinoamericano representaría un golpe mortal para Raúl Castro, quien por cierto, necesita desesperadamente de los precios preferenciales del petróleo para impulsar la actualización del régimen socialista en la isla.

@RinaMussali

Anuncios

ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS: 6 DE NOVIEMBRE EL DUELO OBAMA – ROMNEY

La batalla política más importante del año llegará el 6 de noviembre con la celebración de elecciones en EE.UU. para renovar la presidencia, la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Una jornada muy disputada que ha levantado nerviosismo y expectativas, tanto en los ciudadanos estadounidenses como en el mundo entero, pues a todos nos interesa saber quién ocupará la Casa Blanca en los próximos cuatro años; el huésped que tendrá dentro de sus encomiendas dirigir a la primera economía mundial, a la maquinaria militar más poderosa de la historia y a la nación que tiene un liderazgo indiscutible en materia de investigación y desarrollo.

Esta jornada electoral, que se presume como una de las más reñidas de la historia, ha obligado a emprender una lucha encarnizada por la conquista de los 270 votos del Colegio Electoral; matemática que se necesita para que Barack Obama consiga su reelección como el primer presidente afroamericano y que encuentra en Mitt Romney su mayor oponente. Dicha fórmula presidencial por primera ocasión lleva a un mormón en la ecuación electoral, a ningún protestante y a dos católicos compitiendo por la vicepresidencia del país estadounidense.

Official photographic portrait of US President...

Barack Obama. Fuente: Wikipedia.

Una lucha intestina, que coloca la llave de la Casa Blanca en los estados que presentan una especie de paridad o empate virtual, como son Ohio, Colorado, Florida, Virginia, Carolina del Norte y New Hampshire; en donde el diferencial alcanza entre 1 y 3 puntos porcentuales, según cifras que refleja el pizarrón electoral de The Huffington Post, justo una semana previa a las elecciones. Al parecer, Ohio sigue siendo el más codiciado porque, además de sus 18 votos electorales, desde hace medio siglo ningún candidato presidencial ha ganado la elección sin imponerse en este estado, un hecho que ha visto crecer la avalancha publicitaria por parte de ambos candidatos.

En este ciclo electoral también han sido inéditos los montos de financiamiento adquiridos para fondear las guerras publicitarias y las campañas negativas, habilitadas a través de los reductos paralelos a los partidos políticos, denominados Super PACs; estos súper comités de acción política autorizados a recibir cantidades ilimitadas de dinero para influir en los resultados electorales. Justamente en la campaña de este año, tanto demócratas como republicanos recaudaron más contribuciones que en 2008, gracias a que la Suprema Corte de Justicia permitió que grupos de intereses, corporaciones, sindicatos e, incluso, billonarios volcaran sumas estratosféricas de dinero de forma anónima para imponer su percepción al electorado. ¿Se compran los votos en EE.UU.?

Mitt Romney. Fuente: CNN

Tampoco saquemos del radar que en EE.UU. es posible votar de manera temprana, en donde más de 30 estados han habilitado el sufragio antes del 6 de noviembre. El mismo presidente Barack Obama lo hizo cuando viajó a Chicago, doce días antes del día de la elección, convirtiéndose en el primer presidente estadounidense que hace uso de este derecho por adelantado; quizás la prueba más contundente de la desesperación demócrata para que la gente vote y pueda desmarcarse de su rival en potencia.

LAS ELECCIONES EN EE.UU. ¿UN REFERÉNDUM PARA BARACK OBAMA?

Las elecciones estadounidenses están inscritas bajo el sello de la crisis económica mundial, la cual ya cobró la caída de siete gobiernos en Europa: Papandreu en Grecia, Brian Cowen en Irlanda, Sócrates en Portugal, Berlusconi en Italia, Zapatero en España, Sarkozy en Francia y el fin del primer gabinete de Mark Rutte en Países Bajos. ¿Se repetirá el libreto europeo? ¿La reelección de Barack Obama está relacionada con lo que sucede en Atentas, Madrid o Roma? ¿Se terminará por imponer el tema de la economía y de los empleos en EE.UU., cobrándole la factura a Barack Obama, quien luce pálido en este rubro?

En realidad, la estrategia de los republicanos radica en vincular el desastre europeo a la campaña de los demócratas y exhibir al presidente ante los ojos y bolsillos de los votantes, denotando una economía que crece de manera anémica y pausada. Un Barack Obama que se ve deslucido en materia económica pero que, de hecho, fue la pieza clave para detener la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial y la cual construyó un dique económico y una hoja de ruta para alejar al país del precipicio.

Fuente: The Guardian

Pese a la situación económica, la preocupación prende al evidenciarse la polarización creciente de la sociedad estadounidense, dos modelos de países distintos que se ven acompañados de visiones antagónicas sobre cuestiones económicas, políticas, sociales y su desempeño en la política mundial. Diferencias bipartidistas que parten de una manera opuesta de concebir al Estado y que se reflejan en la articulación de códigos fiscales distintos y desacuerdos en cómo encarar el déficit y la reducción de la deuda nacional. Un Obama partidario del Estado benefactor moderno capaz de redistribuir la renta a la base de la pirámide social y un Mitt Romney que concibe al Estado como una amenaza al espíritu emprendedor de EE.UU. y que busca blindar los privilegios de las clases más afortunadas.

Las elecciones del martes próximo serán un referéndum para Barack Obama de lo que ha conseguido o no en estos primeros cuatro años de gobierno. En este rubro, su mayor trofeo legislativo ha sido la reforma al sistema de salud que aprobó el Congreso y que, más adelante, dictaminó a su favor la Suprema Corte de Justicia, cuando se interpuso una demanda por 26 estados republicanos. Esto demuestra una nueva lucha entrañable de quienes buscan recortar la competencia del gobierno y de aquellos que quieren engordarla, obligando a comprar una cobertura de salud antes de 2014.

En fin, un presidente que llegó con una ventaja cómoda al primer debate presidencial pero que decepcionó en su actuación, y que ahora lucha a contracorriente de lo que se presume será una victoria muy estrecha y marginal. Quizás el huracán Sandy llegó como agua bendita para los demócratas, la oportunidad para que Obama saque ventaja como presidente y demuestre toda su autoridad y liderazgo en momentos difíciles.

 

LA POLÍTICA EXTERIOR: ¿PUNTO DE DESENCUENTRO?

Quizás este 6 de noviembre, Barack Obama llega con mejores cartas electorales en materia de política exterior, siendo el presidente que recibió el Premio Nobel de Paz por haberse alejado del intervencionismo unilateralista que propició las invasiones a Iraq y Afganistán tejidas en la era Bush. Efectivamente, el líder estadounidense se puede jactar de haber terminado la guerra en Irak, de haber puesto fecha de salida a la guerra de Afganistán y, sobre todo, de haber ordenado la operación militar en Pakistán donde resultó muerto Osama Bin Laden, la cabeza más buscada del planeta.

Logros sumamente importantes y nada despreciables que, desde el punto de vista geopolítico y estratégico, se han convertido en aciertos limitados y restringidos que no drenaron mayores ganancias para sus intereses. Salvo en el caso del terrorismo trasnacional, en Iraq se dejó un terreno turbulento y pantanoso que permitió a Nouri Al Maliki, presidente de Irak, acercarse cada vez más a su aliado chiita de Irán. Un Afganistán abandonado por EE.UU., pero que se asienta débil y fragmentado por las diferencias étnicas, religiosas y tribales que encuentran su mejor caldo de cultivo en las fuerzas talibanes; así como las relaciones desgastadas con Pakistán donde priva más la desconfianza que la cooperación.

Mientras tanto, los oponentes y detractores buscan exhibir a Obama como un presidente que ha contribuido al declive de la influencia estadounidense en el mundo, reclamando una respuesta tibia ante el ataque al consulado de Bengasi, y la estrategia dudosa sobre Irán, que para algunos ya está más cerca de obtener la bomba nuclear y que ha puesto en entredicho la relación privilegiada con Israel, aliado número uno de EE.UU. en Medio Oriente. En este cuadro también hay que añadir las promesas de paz incumplidas frente al conflicto palestino-israelí que han contribuido a minar la imagen de Barack Obama. Sin embargo, no olvidemos dos cosas: que la solicitud de Palestina de convertirse en el miembro 194 de la ONU quedó congelada en el Consejo de Seguridad y que Obama no recibió a Bibi Netanyahu durante el 67º Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, el pasado mes de septiembre en Nueva York.

Tal vez, la muestra más trasparente de la falta de interés de EE.UU en América Latina, Centroamérica y México se calcó en el tercer y último debate presidencial que se llevó a cabo en Boca Ratón, Florida, en el cual países como Libia, Siria, Pakistán, Irán e Israel se llevaron todos los reflectores. El patio trasero de EE.UU no figuró en el debate ni siquiera tomando en cuenta que compartimos una frontera de más de 3,000 km y en la que se libra una guerra fallida contra el narcotráfico que le ha costado a nuestro país 60,000 muertos. Relaciones bilaterales monotemáticas que se encuentran narcotizadas y que reclaman una mayor atención política y de cooperación económica y social.

ELECCIONES EN PAISES BAJOS: ESQUIVANDO LA BALA DEL EUROESCEPTICISMO. Septiembre de 2012.

Un nuevo tsunami político sacudió a Europa al anunciarse la caída del gobierno de Mark Rutte en los Países Bajos y la celebración de elecciones anticipadas el 12 de septiembre. Una coyuntura que no se puede entender si no la enmarcamos bajo la convulsión económica presente en la eurozona, misma que ha puesto en jaque los principios de la integración supranacional.

Una jornada electoral que marcó una coyuntura histórica para los Países Bajos, quienes están obligados a elegir a sus gobernantes justamente en un momento de grandes definiciones para Europa. Siete gobiernos que han caído indistintamente de las ideologías, propuestas y color de sus partidos políticos para convertirse en víctimas de la crisis de la deuda soberana, colocándose por encima de las cuentas que hayan drenado sus gobiernos.

El sueño de materializar la unión monetaria para muchos países y ciudadanos europeos se está convirtiendo en una dura carga. En varios intentos por salvar la moneda común ante la peor crisis de su historia comunitaria, los países miembros han decidido concentrar más poderes desde Bruselas ahora para avanzar hacia la unión política y fiscal. Una apuesta europeísta que se topa con gobiernos fatigados y abatidos de seguir transfiriendo importantes cuotas de soberanía a la eurozona, una Europa que se agrieta en materia de integración y que hace brotar profundos divisores de cómo enfrentar la crisis.

Image

Estas elecciones fueron una prueba de fuego para el Primer Ministro Mark Rutte, defensor de la integración europea y vencedor de los comicios.
Fuente: Le Figaro

Sigue leyendo

LAS ELECCIONES ANTICIPADAS EN GRECIA, junio de 2012

La Europa sin fronteras ha sido uno de los experimentos geopolíticos y económicos más importantes del siglo XX. Fueron los padres fundadores de la Europa comunitaria, quienes edificaron el modelo de integración más avanzado de la historia. La supranacionalidad de sus instituciones, tratados, moneda común, política de ampliación, toma de decisiones y fondos de cohesión fueron un ejemplo de vanguardia que asombraron al mundo. Hoy la Unión Europea (UE) vive uno de sus momentos más difíciles desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Para algunos ya se inauguró la década pérdida, uno de los anuncios que hiciera Christine Lagarde del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Antonis Samaras, del Partido Nueva Democracia, se convirtió en el nuevo Primer Ministro de Grecia tea formar un gobierno de coalición tripartita.Fuente: Bloomsberg

Antonis Samaras, del Partido Nueva Democracia, se convirtió en el nuevo Primer Ministro de Grecia tras formar un gobierno de coalición tripartita.
Fuente: Bloomsberg

Sigue leyendo

ELECCIONES EN EGIPTO: ¿REVOLUCIÓN O CONTRARREVOLUCIÓN?, mayo y junio de 2012

En la antesala del año 2011, el mundo atestiguó la vocación transformadora de la Revolución del Jazmín que tuvo su epicentro en Túnez y que más adelante propagó su llamarada colectiva a otros países del mundo árabe. Las protestas populares inspiradas en cambios libertarios y demandas democráticas que hasta el momento, han logrado derrocar a dictadores como Ben Alí en Túnez, Hosni Mubarak en Egipto, Ali Abdulah Saleh en Yemen y Muammar El Gaddafi en Libia, países que enfrentaron la “hora de la verdad” con la llegada de elecciones anticipadas, pero la pregunta es si el mandato de las urnas podrá materializar y proteger las aspiraciones de la primavera árabe.

Fuente: Al Jazeera

Fuente: Al Jazeera

Sigue leyendo

ELECCIONES EN REPÚBLICA DOMINICANA, mayo de 2012

La gesta democrática en República Dominicana encontró sus primeras dificultades en la herencia del pasado, un pequeño país del Caribe que atestiguó una de las dictaduras más crueles y sangrientas del siglo XX con la presencia durante 31 años de Rafael Leónidas Trujillo. Una historia convulsa y accidentada que palpitó con la primera experiencia democrática bajo la figura reformista de Juan Bosh, quien fue derrocado por un golpe de estado para evitar una supuesta “Segunda Cuba”. Otro letargo en el difícil camino de la democracia estuvo marcado por la posterior influencia de Joaquín Balaguer, quien completó 22 años de gobierno, bajo la paradoja de haber conquistado grandes logros económicos para el país, pero abortando los ideales de libertades y de justicia social.

Danilo Medina y Margarita Cedeño, la fórmula ganadora de los comicios celebrados en República Dominicana el 20 de mayo de 2012

Danilo Medina y Margarita Cedeño, la fórmula ganadora de los comicios celebrados en República Dominicana el 20 de mayo de 2012.
Fuente: Diario Acento

Sigue leyendo

LAS ELECCIONES EN FRANCIA Y EL REGRESO DE LOS SOCIALISTAS, mayo de 2012

El momento de la verdad llegó a Francia en la primavera 2012, cuando se celebraron las elecciones presidenciales programadas en dos vueltas: la primera el 22 de abril y la segunda el 6 de mayo. La carrera hacia el Elíseo estuvo nutrida de una decena de candidatos que se disputaron en medio de la crisis económica europea, los planes de austeridad, las reformas estructurales, el alto nivel del desempleo y cifras récord en materia de abstencionismo. Como lo predecían la mayoría de las encuestadoras, hubo un voto dividido el 22 de abril. Algunos sondeos colocaban a Sarkozy con una ligera ventaja en la primera ronda pero le daban la victoria final a Francois Hollande, el candidato socialista que finalmente tomó posesión como el vigesimocuarto presidente de Francia el 15 de mayo.

Resultados de las elecciones en Francia.</p><br /><br /><br /><p>Fuente: El País

Resultados de las elecciones en Francia.
Fuente: El País

François Hollande, el relevo del Partido Socialista que supo capitalizar el vacío de poder que dejo Dominique Strauss-Kahn, el ex Director del FMI y quien fuera el gran favorito para arrebatarle la corona a Sarkozy, no terminó por seducir del todo al electorado francés, dando como resultado a una segunda vuelta reñida. Aún cuando las encuestas lo favorecían, su personalidad gris y de poco realce que contrasta con la figura del “hombre fuerte de Francia” lo obligan a reivindicar el legado de Miterrand, la última carta de juego para despuntarse de su rival. Reformar el sistema bancario francés, aumentar los impuestos para los más ricos, luchar contra la especulación financiera y distribuir de manera más equitativa la riqueza, fueron algunas de las ofertas claves de su campaña.

Nicolás Sarkozy, el Presidente que logró preservar a los bancos galos de la bancarrota durante el 2008, a costa del crecimiento anémico en Francia y de un alto desconcierto social, impulsó durante los últimos meses de su mandato un paquete de reformas económicas que incluyeron el aumento del IVA, una reforma a la edad de jubilación y la aplicación de una tasa impositiva a las transacciones financieras, medidas que cohabitan con un mayor nacionalismo comercial, como la propuesta de introducir el Buy European Act. Fueron los candidatos anti-sistema como Marine Le Pen, la Presidenta del ultraderechista Frente Nacional Francés y Jean Luc-Mélechon, de la izquierda radical, quienes capitalizaron el voto del descontento, de los inconformes y víctimas de la crisis, desencantados de los partidos tradicionales.

Después de la tragedia de Toulouse, una de las crisis terroristas más graves de las últimas décadas en Francia nuevos temas saltaron en la agenda electoral. El tema económico fue desbancado por el tema de la seguridad y del terrorismo islamista, quizás la oportunidad que estaba esperando Sarkozy para despegarse del casi empate técnico que lo encadena a Hollandeen una primera vuelta. Si bien los ataques terroristas le otorgaron un empujón a Sarkozy, no marcaron la diferencia para ganarle a los socialistas en una segunda ronda, a pesar del ejemplo de lo sucedido en España en 2004, cuando la matemática electoral se volcó con los ataques mortíferos a los trenes de Madrid.

La tragedia de Toulouse ocurrió cuando Mohammed Merah, un fundamentalista islámico, abatiera a 4 civiles y 3 soldados en la escuela judía Ozar Hatorah, además de dejar 5 heridos. Estos hechos le dio a la campaña de Sarkozy un último empujón que no fue suficiente para derrotar a Hollande.</p><br /><p>Fuente: Yahoo News

La tragedia de Toulouse ocurrió cuando Mohammed Merah, un fundamentalista islámico, abatiera a 4 civiles y 3 soldados en la escuela judía Ozar Hatorah, además de dejar 5 heridos. Estos hechos proveyeron de un último empujón a la campaña de Sarkozy que no fue suficiente para derrotar a Hollande.Fuente: Yahoo News 

La jornada electoral en Francia levantó expectativa en toda Europa y sobre todo en la Alemania de Angela Merkel, quien participó en varios mítines electorales del Presidente Sarkozy. La pareja “Merkozy” que jugó un papel pivote para enfrentar la crisis económica en la eurozona, compartía una visión europeísta que marca distancia frente a la socialdemocracia europea. El mismo Hollande, apoya una renegociación del Pacto Fiscal firmado por 25 países de la UE. ¿Es posible que la victoria definitiva de los socialistas en Francia cambie el ciclo político europeo que hasta ahora está volcado hacia la derecha? ¿Nos acercamos a una nueva marea política o falta esperar el dictado de las elecciones en Alemania el 22 de septiembre de 2013?

ELECCIONES EN RUSIA, marzo de 2012

¿Fueron las elecciones legislativas de diciembre del 2011 el punto de inflexión que selló el nuevo despertar político en Rusia? Si bien Occidente denunció fraude electoral, lo que se palpó fue el declive de “Rusia Unida” el partido gobernante que ganó las elecciones legislativas pero que perdió la mayoría calificada de dos tercios, un golpe a la verticalidad del régimen político ruso que ahora tiene que lidiar con más de 200 diputados no alineados al Kremlin, con un sentimiento anti-Putin y sobre todo con las rivalidades que persisten en la clase gobernante.

Putin llora después de anunciar el resultado de las elecciones, el cual le fue favorable.Fuente: The Daily Mail Online

Putin llora después de anunciar el resultado de las elecciones, el cual le fue favorable.
Fuente: The Daily Mail Online

¿Se complica el paso de Rusia hacia la democracia? La falta de vocación democrática en Rusia ha estado determinada por una cultura política que se ha labrado en el corazón del imperio absolutista, autocrático y monopartidista. El peso de la historia nos enseña que se institucionalizó un Estado coercitivo que invitó a la obediencia más que a la movilidad política y social. El carácter incorregiblemente autoritario de Rusia, tal y como lo caracterizó Mijail Gorbachov, se fermenta en un ADN forjado en “tierras de zares” y que no necesariamente empata con los parámetros de gobernanza occidental.

A la ex Unión Soviética difícilmente le siguió la Rusia democrática. La nueva piel del espacio post-soviético que pasó por Boris Yieltsin y más tarde por Vladimir Putin se tiñó de mano dura para imponer “orden y la estabilidad. Bajo la fórmula bicéfala Médvedev-Putin, la oposición no logra tomar ventaja en un régimen que controla los medios de comunicación y que sufre el golpeteo constante de la vieja guardia política. Ante la falta de verdaderos líderes opositores y la fragilidad del sistema de partidos, Vladimir Putin ganó las elecciones presidenciales del 4 de marzo con un porcentaje general del 60%, en medio de reproches y reclamos de fraude electoral por parte de la oposición.

Acelerar la reforma política en Rusia, parece ser una de las respuestas que Putin parecía ofrecer para neutralizar el descontento anti-Kremlin, uno de los aprendizajes clave de las protestas populares. Entre los reproches, la necesidad de elegir directamente a los gobernadores, simplificar el registro de los partidos políticos, mayor libertad de prensa, combatir la corrupción sistémica, así como respetar los derechos humanos y minoritarios en un estado pluriétnico y multicultural. Estas esperanzas se vieron opacadas a finales de 2012, especialmente gracias a los arrestos y condenas de las activistas de oposición e integrantes del grupo de Punk “Pussy Riot”, caso criticado a nivel internacional por los claros tintes de venganza política desde el Kremlin . El “hombre fuerte de Rusia” enfrenta hoy un escenario político distinto, una sociedad crítica y amenazante que puede percibir el activo de la “estabilidad” como un foco regresivo de progreso.

Putin, el hombre que alejó al país de la inestabilidad y de la inseguridad, también  fue artífice de la consolidación económica rusa. Bajo su liderazgo, el proyecto de modernización conjugó la amplia actuación del Estado con el dinamismo del sector privado, una apuesta que rectificó la transición de una economía planificada y centralizada hacia una economía de mercado. Sus éxitos económicos se basaron en la simplificación tributaria, una reforma legal que abrió la inversión extranjera y por haber asegurado la primacía de Rusia en el mercado energético global, un hecho arropado por el aumento dramático de los precios mundiales del petróleo y gas natural.

De izquierda a derecha: Nadezhda Tolokónnikova, Maria Alyokhina y Yekaterina Samutsévich, miembras de Pussy Riot detenidas por su peculiar manifestación en la Catedral de Cristo Salvador, en Moscú. El caso fue criticado severamente por los medios internacionales como un intento de censura por parte del Kremlin.Fuente: The Guardian

De izquierda a derecha: Nadezhda Tolokónnikova, Maria Alyokhina y Yekaterina Samutsévich, miembras del grupo de punk Pussy Riot, detenidas por su peculiar manifestación adentro de la Catedral de Cristo Salvador, en Moscú. Las tres fueron condenadas a dos años de prisión. El caso fue criticado severamente por los medios internacionales como un intento de censura por parte del Kremlin.
Fuente: The Guardian

En un contexto de multipolaridad, Rusia se erige en un nodo central, un actor que será clave en el despliegue de las relaciones internacionales del siglo XXI. Una Rusia que cuenta con el poder de veto en el Consejo de Seguridad, que forma parte del G-8, G-20 y de los BRICS, que se ha convertido en una fuente insustituible de energía al bloque europeo y que ya ingresó a la OMC, además de su status como potencia nuclear. Sin embargo, enfrenta diversos retos en política exterior, como las relaciones conflictivas con sus ex repúblicas soviéticas, el clima de desconfianza que prevalece con EU y las voces de alarma por la política de puertas abiertas de la OTAN en Europa del Este, entre muchas otras.

 

ELECCIONES EN YEMEN, febrero de 2012

Hablar de Yemen es hablar de un país que ha sufrido una inestabilidad endémica y prolongada. Sus razones se encuentran en la historia, un país dividido entre el Norte y Sur que no ha podido superar la dura prueba de la reconciliación nacional. El Yemen unificado, que tuvo como artífice al dictador Ali Abdullah Saleh, sigue amenazado por las fuerzas separatistas del Sur, las rebeliones del Norte, la guerra civil y las vulnerabilidades de un Estado que no puede garantizar mínimas condiciones de gobernabilidad. Una multiplicidad de causas lo arrojan como Estado Fallido.

Las elecciones en Yemen se llevaron a cabo el 21 de febrero de 2012Fuente: The Washington Post

Las elecciones en Yemen se llevaron a cabo el 21 de febrero de 2012
Fuente: The Washington Post

La escena política de Yemen pasa por la figura de Saleh, el Presidente omnipresente y todopoderoso que concentró el poder político, económico, militar y social durante 33 años, con base en un precario equilibrio de fuerzas basado en el sistema de partido único personificado por el “Congreso General del Pueblo”, un parlamento bicameral en donde el Presidente elige a los 111 miembros de la Shura o del Consejo Consultivo, así como una oposición fragmentada que abarca desde la coalición de la Hermandad Musulmana (Islah) hasta los partidos socialistas. Toda una formula cobijada por el nepotismo y las redes clientelares.

Subdesarrollo, dependencia y tribalismo han sido características distintivas de la República de Yemen. El juego político y económico se asienta en un hervidero de tribus y enfrentamientos sectarios que se palpan en los clanes, grupos religiosos, insurgencias y facciones militares que se disputan por el poder político y la renta petrolera que va en declive. A la violencia tribal se le suman otros problemas como la corrupción, el desempleo o la pobreza que junto con la escasez de alimentos y desnutrición arrojan al país a una crisis humanitaria.

A raíz de las protestas de la primavera árabe, el Presidente Saleh se vio obligado a dimitir. El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), respaldado por diplomáticos estadounidenses, británicos y por Arabia Saudita y ONU, entre otros, estableció que el Vicepresidente será el único candidato a presentarse en las elecciones del 21 de febrero, quien dirigirá durante dos años el proceso de transición, junto con el líder de la oposición, un acuerdo que despierta el rechazo por la “inmunidad” ofrecida a Saleh y que favorece el descabezamiento de unos cuantos en detrimento del “cambio total” que demandan los manifestantes.

A la situación convulsa en Yemen se agrega la presencia que ha conquistado Al Qaeda. La red terrorista cuenta con una base de operaciones al Sur de Yemen y tiene pretensiones de convertirla en una plataforma de alcance global. Esta organización aprovecha la batalla secesionista del Sur de Yemen, la realidad tribal y la debilidad intrínseca del Estado para hacer avanzar su Yihad Global. No olvidemos que esta red ha sufrido bajas importantes, como la de Anwar al-Awlaki, la cara pública de Al Qaeda en la Península Arábiga que fue abatido por fuerzas de EU en septiembre del 2011.

Países como EE.UU, Arabia Saudita, Irán y Somalia están en la órbita de Yemen. Para la Unión Americana, Little Saddam como se le llamó alguna vez a Saleh, era un aliado clave para frenar el terrorismo yihadista, una relación muy complicada que rondó entre la cooperación y la desconfianza. Por su parte, la influencia saudí en Yemen ha sido fundamental, problemas de frontera común y conflictos con la comunidad shiita no han cancelado los intereses comunes en la lucha antiterrorista y como principal soporte financiero.

ELECCIONES EN COREA DEL SUR, DICIEMBRE 2012

La transición hacia la democracia en Corea del Sur ha sido todo menos un proceso armonioso y terso. Hay toda una historia muy conflictiva que debemos contar, claves que se transan en la evolución de las seis repúblicas que simbolizan las transformaciones más importantes que se han instrumentado a través de las reformas a la Constitución. Estos periodos nos muestran los signos del autoritarismo, la hegemonía militar y la represión. En este año 2012, Corea del Sur enfrentó dos procesos electorales, en abril las elecciones para la Asamblea Nacional y las presidenciales del 19 de diciembre.

Estas elecciones toman un giro decisivo con la candidatura de Park Guen-hye, la hija de Park Chung-hee, el dictador que lideró con mano de hierro a Corea del Sur por 18 largos años hasta su asesinato en 1979. Una figura que sigue levantando ámpulas y renovadas pasiones adentro y afuera, aquel autor de la transformación económica de Corea del Sur, pero que también resultó ser el principal obstáculo para la implementación de la democracia. Ahora la llamada “Tatcher de Corea” quiere convertirse en la primera mujer presidenta bajo el partido Saenuri. ¿Se podrá construir una nueva Corea en manos de Park Guen-hye, a quien se le considera un remanente de la dictadura?

Park Guen-hye en la portada de la revista TIME.
Fuente: TIME

Resulta sorprendente la historia de Corea del Sur, sin duda un caso de éxito extraordinario que se forjó en el siglo XX. De ser un país muy pobre y rural en los años 60, ahora se ubica dentro de las 15 economías más industrializadas del mundo. Hace medio siglo, el PIB de Corea del Sur era equivalente al de Sudán, su impresionante despegue económico lo convirtieron en uno de los principales exportadores de manufacturas a nivel mundial, uno de los “cuatro tigres asiáticos”. Un legado que difícilmente se puede entender sin el papel que jugó su estado autoritario y el apoyo político y financiero que les dio a los grandes conglomerados económicos. 

El caso de Corea del Sur constituye un ejemplo de un régimen esencialmente presidencialista que adopta algunos mecanismos del parlamentarismo. Dentro de las reglas del juego está prohibida la reelección y la segunda vuelta electoral. Se trata de un sistema multipartidista que favorece en la práctica el  bipartidismo. El proceso electoral actual está ensombrecido por los escándalos de corrupción que envuelven al actual presidente Lee Myung-bak, del partido gobernante Saenuri, preferencias que ahora cambian de corriente con la otra facción del partido encabezada por Park Guen-Hye. Un proceso electoral que también nos obliga a monitorear el comportamiento de los grandes conglomerados económicos que pudieran cambiar el rumbo de los comicios.

Fuente: BBC

Uno de los retos que tendrá que enfrentar el próximo presidente de Corea del Sur es cómo sortear los efectos perversos de la crisis económica mundial, tomando en cuenta que su modelo de crecimiento está volcado hacia el exterior con exportaciones que representan alrededor del 40% de su PIB. Muchos se preguntan si es hora de cambiar este modelo económico ante la sequía de recursos en EE.UU. y Europa y la mayor ralentización de China. Por otro lado, no olvidemos el mejor posicionamiento que ha alcanzado Corea del Sur frente a otras economías como Japón y China con la firma del acuerdo comercial con la UE, el más ambicioso acuerdo que el viejo continente hay suscrito con un país asiático.

El fin de la guerra fría no trajo consigo la reunificación de Corea del Norte y Corea del Sur. Una asignatura pendiente que tampoco consiguió Kim Dae Jung, el ex presidente y gran activista de la reconciliación que lo hicieron acreedor del Premio Nobel de Paz. Las relaciones entre Seúl y Pyongyang se volvieron a enfriar debido al programa nuclear norcoreano y la política de endurecimiento que ha practicado el actual presidente Lee Myung-bak. Sin embargo, otros retos claves se abren en materia de política exterior para el próximo presidente: evitar que China imponga su hegemonía política, económica y monetaria en Asia, equilibrando las fuerzas con el coloso de China, tal vez con el apoyo de Washington.