De Panamá a Perú: la Cumbre retroactiva de las Américas


La Cumbre de las Américas que se celebra cada tres años en diferentes países del continente tendrá una edición desinflada y preocupante en Perú. No solo por la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y la consecuente inestabilidad política del país anfitrión, sino porque la furia populista, nativista y nacionalista de Donald Trump en Estados Unidos se ha empeñado en formalizar su desinterés hacia América Latina y desfundar el legado de Barack Obama en la región.

Con estrechez y visión corta, Donald Trump canceló su participación a la única Cumbre que puede reunir a Jefes de Estado y Gobierno de 35 naciones del hemisferio, un desaire mayúsculo en aras de privilegiar sus intereses geopolíticos en Siria y Medio Oriente. –Ni siquiera una mirada distraída le valió para la región-.

La VIII Cumbre de las Américas en Lima, la primera -y quizá última- a la que habría asistido Donald Trump, camina desangelada por el desgane de la diplomacia estadounidense en la región. La apatía mostrada por articular una política exterior integral y de conjunto hacia América Latina ha sido desechada en aras de privilegiar acciones bilaterales focalizadas y respuestas compartimentadas.

Seguir leyendo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s