ELECCIONES EN PAISES BAJOS: ESQUIVANDO LA BALA DEL EUROESCEPTICISMO. Septiembre de 2012.


Un nuevo tsunami político sacudió a Europa al anunciarse la caída del gobierno de Mark Rutte en los Países Bajos y la celebración de elecciones anticipadas el 12 de septiembre. Una coyuntura que no se puede entender si no la enmarcamos bajo la convulsión económica presente en la eurozona, misma que ha puesto en jaque los principios de la integración supranacional.

Una jornada electoral que marcó una coyuntura histórica para los Países Bajos, quienes están obligados a elegir a sus gobernantes justamente en un momento de grandes definiciones para Europa. Siete gobiernos que han caído indistintamente de las ideologías, propuestas y color de sus partidos políticos para convertirse en víctimas de la crisis de la deuda soberana, colocándose por encima de las cuentas que hayan drenado sus gobiernos.

El sueño de materializar la unión monetaria para muchos países y ciudadanos europeos se está convirtiendo en una dura carga. En varios intentos por salvar la moneda común ante la peor crisis de su historia comunitaria, los países miembros han decidido concentrar más poderes desde Bruselas ahora para avanzar hacia la unión política y fiscal. Una apuesta europeísta que se topa con gobiernos fatigados y abatidos de seguir transfiriendo importantes cuotas de soberanía a la eurozona, una Europa que se agrieta en materia de integración y que hace brotar profundos divisores de cómo enfrentar la crisis.

Image

Estas elecciones fueron una prueba de fuego para el Primer Ministro Mark Rutte, defensor de la integración europea y vencedor de los comicios.
Fuente: Le Figaro

En estas elecciones en Países Bajos en las que participan alrededor de 30 partidos políticos, aunque por lo general adquieren representación legislativa alrededor de diez,  se pone en el centro del debate la consigna de “más Europa” o “menos Europa” para enfrentar la crisis de la deuda. Una Reina Beatriz que se vio obligada a disolver el Congreso ante la caída del gobierno liberal y demo-cristiano del Primer Ministro Mark Rutte, cuyo intento fracasó al tratar de conseguir el apoyo de los partidos políticos para recortar el gasto público y colocar el déficit presupuestal dentro de los parámetros palomeados por la Unión Europea (UE).

Geert WildersFuente: BBC

Geert Wilders
Fuente: BBC

En este contexto, se inscribe la figura de Geert Wilders, el ultraderechista líder del Partido de la Libertad (PVV), quien le restó su apoyo a Mark Rutte al no haber acompañado a este joven político aliado a los dictados de Angela Merkel y portavoz del rigor económico y fiscal de la UE. Un actor clave que inscribe su campaña electoral bajo un auténtico mensaje de rechazo a Bruselas y a la UE, una figura que despierta sentimientos nacionalistas, antiinmigrantes y xenófobos y que ahora propone la instrumentación de una nueva moneda bautizada “neuro” (con la n de Netherlands).

Lejos de las posturas moderadas y centristas emergió otra figura controversial y polémica, Emile Roemer, un socialista radical que apuntaba como favorito en algunas encuestas y quien amenazaba con desplazar a Mark Rutte, que para otros sondeos se mantuvo a la cabeza. Un personaje que crispó el ambiente electoral debido a sus posicionamientos en contra de Bruselas y de los límites impuestos al déficit fiscal, un representante más del euroescepticismo y de los partidos anti-sistema que amenazan con secuestrar el espíritu y la gran tradición euro-entusiasta de los Países Bajos, pero no olvidemos que dentro de esta jugada política también se inscribe Diederick Samson del Partido del Trabajo (PvdA) quien disputó su tajada estando más dispuesto a formar coalición con la centroderecha.

Resultados

Image

Mapa interactivo de Google que reflejó los resultados de las elecciones en tiempo real.
Fuente: Dutch News

Sorpresivamente, el pueblo holandés reiteró su apoyo al proyecto europeo, siendo el partido del Primer Ministro Mark Rutte, el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VDD), el vencedor de los comicios con el 32% de los votos. Una victoria que le sumó 10 escaños para así, junto con los 38 asientos obtenidos por el Partido del Trabajo, obtener la mayoría absoluta en la Cámara Baja. El gran perdedor de la contienda fue Geert Wilders y su Partido por la Libertad (PVV), el cual perdió 9 escaños, claro reflejo del compromiso holandés con el proyecto europeo.

Image

Resultados electorales.
Fuente: Wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s