LAS ELECCIONES ANTICIPADAS EN GRECIA, junio de 2012


La Europa sin fronteras ha sido uno de los experimentos geopolíticos y económicos más importantes del siglo XX. Fueron los padres fundadores de la Europa comunitaria, quienes edificaron el modelo de integración más avanzado de la historia. La supranacionalidad de sus instituciones, tratados, moneda común, política de ampliación, toma de decisiones y fondos de cohesión fueron un ejemplo de vanguardia que asombraron al mundo. Hoy la Unión Europea (UE) vive uno de sus momentos más difíciles desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Para algunos ya se inauguró la década pérdida, uno de los anuncios que hiciera Christine Lagarde del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Antonis Samaras, del Partido Nueva Democracia, se convirtió en el nuevo Primer Ministro de Grecia tea formar un gobierno de coalición tripartita.Fuente: Bloomsberg

Antonis Samaras, del Partido Nueva Democracia, se convirtió en el nuevo Primer Ministro de Grecia tras formar un gobierno de coalición tripartita.
Fuente: Bloomsberg

Imbuida y carcomida por la crisis soberana de la deuda, el fantasma de la bancarrota y el probable destino de abandonar la zona del euro es que Grecia enfrentó el juicio de las urnas el pasado 6 de mayo. La necesidad de convocar a elecciones anticipadas encontró sustento en el tsunami político que le cobró la cabeza al Primer Ministro socialista Giorgios Papandreu y la llegada del tecnócrata Lukas Papademos, el ex vicepresidente del Banco Central Europeo. El drama griego se envuelve en cifras macroeconómicas difíciles de solventar, en una clase política acostumbrada a maquillar cifras, despilfarrar recursos y a recibir subvenciones de sus socios europeos. Grecia es el punto del iceberg que ha puesto en apuros a España, Irlanda y Portugal, los otros países PIGS que no sólo amenazan el futuro del proyecto monetario pan-europeo, sino que cuestiona  en su totalidad al sistema económico global. 

Un resultado alarmante de la elección griega, fueron los votos obtenidos por el partido ultraconservador Amanecer Dorado: con 440,992 votos, que representan el 7% de la votación, el partido xenófobo y ultranacionalista obtuvo 21 escaños en la composición del nuevo parlamento.
Foto: Associated Press

“Un país en venta” bajo un total marco de austeridad es el antídoto que la dupla Merkel-Sarkozy teje bajo la sombra de la Troika para enfrentar la crisis de la deuda soberana en Grecia. Los dos rescates financieros que han estado condicionados a serios ajustes fiscales, aumento de impuestos, recortes al sector público, ampliación de la edad de jubilación, menos ayudas sociales y las privatizaciones masivas parecen ser el “menú” que desmantelará el Estado de Bienestar y que institucionalizará los dictados de la política neoliberal. En el país helénico, no se descarta la posibilidad de concertar un tercer paquete de rescate financiero ¿Servirá otra nueva ayuda a Grecia? Precisamente, la Plaza Syntagma sigue siendo el escenario de violentas protestas ciudadanas, descontento popular y huelgas generalizadas que han paralizado a Atenas, la capital griega en donde se disputa el futuro de la eurozona.

La crisis griega pone en el epicentro de la discusión no solamente el futuro del euro, sino toca las fibras más sensibles de un debate más amplio, clave y todavía inacabado: la perspectiva europeísta frente a la embestida euroescéptica.  Mientras que los primeros interpretan la crisis griega como una oportunidad para profundizar el proceso de integración, los segundos la miran como el principio del fin del proyecto comunitario-supranacional. Precisamente, el fracaso del euro es uno de los asuntos más temidos por el eje Merkel-Sarkozy, los férreos defensores de “Más Europa” que buscan mantener la supremacía de la Unión, además del interés que gravita de rescatar a los bancos alemanes y franceses.

greece-financial-crash

Fuentes: Blogspot.com

Hablar de Grecia es hablar de la UE y de los defectos de construcción de la institucionalidad europea. Cimientos débiles de la unión monetaria, falta de fiscalización y supervisión, mecanismos laxos y poco transparentes entre gobiernos y bancos y la ausencia de una política fiscal unificada fue el cocktail que destapó la crisis de las deuda soberana que también prendió en un contexto financiero desregulado. Finalmente, la pareja Merkozy logró avanzar rumbo a la Unión Fiscal, un pacto que funcionará al margen del Tratado de la Unión porque no contó con el apoyo unánime de los 27 pero que incluye un tope constitucional al endeudamiento, reforzamiento de la disciplina fiscal y sanciones para quienes incumplan con el tope deficitario.

Por la crisis griega pasan muchas de las incógnitas que giran alrededor de la UE. ¿Cómo repensar la UE del siglo XXI? ¿Se podrá combinar la Europa altamente competitiva con la Europa de los derechos sociales? ¿Cómo avanzar en mayores marcos de convergencia cuando los parámetros de productividad son tan disimiles? ¿Europa podrá crecer bajo la directriz que está imponiendo la receta franco-alemana? Todas estas interrogantes nos llevan a hablar nuevamente de las grandes disyuntivas que enfrenta la UE: ¿Una Europa más grande o más pequeña, Más Europa o Menos Europa para salir de la crisis?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s