OPINIÓN: DONALD TRUMP Y BARACK OBAMA, UNA TRANSICIÓN CON MUCHOS TIRONES


Todo apunta que el poder suave de Barack Obama será relevado por los criterios impuestos por la ‘realpolitik’ y la desconfianza pregonada hacia las organizaciones internacionales.

En contra de todos los pronósticos, la furia populista se impuso en el país más poderoso del mundo con la victoria de Donald Trump en Estados Unidos. La revuelta blanca que encontró eco en el “cinturón del óxido” o el llamado Rust Belt, el bastión manufacturero de Pensilvania, Ohio, Wisconsin y Michigan que dio la voltereta electoral como producto del declive económico y el proceso de desindustrialización.

Fue el 8 de noviembre que la voz de la clase trabajadora blanca que sobrevive con un sueldo estancado se hizo escuchar. De esta manera, el sentimiento localista y nativista de la Unión Americana le dio cauce a las fuerzas supremacistas, nacionalistas y antinmigrantes.

Estados Unidos perdió civilidad y dignidad con los comicios celebrados el año pasado. El cambio ganó y el voto popular que no determinó quién sería el nuevo inquilino de la Casa Blanca fue rebasado por el Colegio Electoral como producto de su democracia disfuncional.

Continuar leyendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s